¿Por qué entré a AIESEC?

Estoy sentado en el amplio mueble de la sala de mi casa, miro alrededor y pienso en cada persona que ha pasado por aquí, cada reunión que he tenido, cada intercambista que se ha sentado junto a mí a ver una película. Recuerdo cada momento y cómo cambió mi vida la gran decisión que tomé en el año 2014.

***Juanca

Me encontraba en la universidad cuando un amigo muy cercano a mí me dijo que estaba hospedando a un chico de intercambio. Me contó que el intercambista estaba en nuestra ciudad gracias a AIESEC y, a grandes rasgos, me explicó sobre la organización. Me gustó lo que hacían y la experiencia que estaba viviendo él por lo que acepté el reto de ser familia de un intercambista extranjero también.

Él llegó y se convirtió en parte de mi familia. El era –y sigue siendo- como un hermano para mí. Me contó del proyecto social que realizaba, al cual pude acompañarlo algunas veces. Quedé fascinado con las cosas que él hacía y empecé a investigar más sobre AIESEC en mi ciudad.

En julio del 2014, leí que estaban reclutando personas para formar parte de la organización en Piura. No lo pensé dos veces y postulé. En ese momento no sabía que enviar esa postulación cambiaría mi vida y sería la mejor decisión.

Desde el primer día, vi como todas las personas trabajaban juntas y sin parar por una misma meta. Me apoyaban en todo y siempre me decían que debía encontrar mi “why” (aquel motivo por el que vives) y luchar por esto.

He visto como generaciones de jóvenes hacen todo lo posible para conseguir las mejores cosas y esto me inspira para continuar logrando un impacto en mi sociedad

Ahora sabiendo completamente por qué estoy en la organización y qué es lo que quiero lograr puedo decir que AIESEC es una excelente plataforma para crecer profesional y personalmente que cualquier universitario debería tomar. En AIESEC aprendí haciendo y equivocándome; aprendí a liderar equipos y gestionar proyectos; aprendí a ser profesional y a tratar a las personas sin importar sus perfiles. Me llevo esto para la vida y para mi futuro profesional. No podría estar más agradecido.

PIURA

Por Juan Carlos Rodriguez, AIESEC en Piura.