¿Cómo funciona el Feminismo en Egipto?

Según muchos estudios Egipto es el peor país para ser mujer, porque las dañan física y psicológicamente, un informe de la ONU sobre la mujer, hecho público en abril, reveló que el 99,3% de las mujeres y las niñas son objeto de acoso sexual en Egipto.

Foto: www.corriere.i

A las mujeres no se les permite protestar, ya que si lo hacen las detienen, en nuestro país, si sufres algún acoso, violencia o no respetan tus derechos puedes alzar la voz y esperar justicia. Pero en Egipto, ellas no tienen lo mismo, por muchos años las mujeres han luchado por sus derechos, uniéndose unas con otras, ya que una característica de ellas es que si dañas a una, todas se levantan a protestar, como lo hemos visto en los últimos años con diversos movimientos. En la lucha de las mujeres también se han unido hombres que entienden por qué luchan y ellos se unen al movimiento que quiere un cambio, un lugar donde todos tengamos las mismas oportunidades y Egipto no puede ser la excepción.

Foto: https://en.qantara.de

 

Egipto no se queda atrás en su lucha por el cambio, muchas mujeres no se quedan calladas a pesar de las consecuencias, entre ellas tenemos a Asmaa Mahfouz, una de las fundadoras del Movimiento Juvenil 6 de abril e integrante de la Coalición de los Jóvenes de la Revolución y es considerada una de las líderes de la revolución egipcia. Ella subió un video blog a Facebook el 18 de enero del 2011 , Mahfouz convocó a los egipcios a que protestaran por sus derechos humanos y a que demostraran su rechazo al régimen de Mubarak. El video se subió a YouTube y se volvió viral en pocos días. ​ Mahfouz se dirigió a la nación egipcia y llamó a los manifestantes a reunirse en la Plaza de la Liberación, explicando: “Cuatro egipcios se han prendido fuego a sí mismos para protestar contra la humillación, el hambre, la pobreza y la degradación con la que han tenido que convivir durante treinta años… Hoy, uno de los cuatro ha muerto”. Luego, pidió a sus compatriotas que “tengan un poco de vergüenza” y los animó a pasar a la acción. “En lugar de prendernos fuego, hagamos algo positivo. Quedarse sentados en sus casas y seguirnos por los noticieros o por Facebook lleva a que seamos humillados”.

Muchos diarios a nivel mundial publican artículos o noticias sobre el trato que reciben las mujeres egipcias en su propio país, pero queda ahí, en un artículo, ellas vienen luchando por años y la situación no cambia. ¿Saliste hoy, tienes amigos, estudias? Tienes derechos y eres valorada en la sociedad, pues en ese país no las valoran. El mundo no cambiará si solo nos detenemos a leer noticias, el mundo cambiará si decidimos empezar a tomar el reto en pequeñas cosas que nos impulsen a hacer grandes cosas en un futuro próximo. Tienes mucho que aportar en el movimiento del cambio, entérate cómo participar en www.aiesec.pe/impacta-egipto

10 lugares a los que tienes que ir antes de los 30

Todos necesitamos un descanso de vez en cuando, salir de la rutina y explorar el mundo, ahora incluso hay más de 190 países y territorios por recorrer. Todos alguna vez hemos leído o escuchado acerca de personas que han viajado a muchos países o han intentado recorrer el mundo ¿parece imposible verdad?, pues ¡nada es imposible! Pero si lo tuyo no es aventurarse de tal manera, te recomendamos que empieces visitando lugares hermosos que sería imperdonable no visitar antes de los 30, ¿por qué antes de los 30? Porque viajar también te permite ampliar tu perspectiva lo cual te ayudará en tu desarrollo personal y profesional. Aquí te presentamos 10 lugares que tienes que ir sí o sí antes de los 30. Así que si estás bordeando los 30, ¡corre!

1. El legado Faranóico (Egipto)

Es la guinda de todo recorrido por el país de los faraones. Ahí encontramos a Ramsés II, uno de los más poderosos faraones de todos los tiempos, es el protagonista absoluto del templo principal, si decides visitarlo aprenderás de las jerarquías y observarás muchas esculturas menores de familiares del faraón representados a sus pies.

2. Petra (Jordania)

Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, aparece como una visión onírica tras cruzar a pie, en burro o a caballo, el desfiladero del Siq que protege su entrada. Si te gustan las bellezas antiguas, este lugar es para ti.

3. Cataratas de Iguazú (Brasil)

Entre la frontera de Argentina y Brasil, el río Iguazú se desgaja en un descomunal sistema de cataratas con hasta 300 saltos, una belleza natural que merece ser visitada, ¡te sorprenderás!

4. Ushuaia (Argentina)

Conocida como “la ciudad del Fin del Mundo”. Puedes realizar actividades deportivas que van desde navegación, trecking, esquí, golf, buceo y escalada en hielo, también conocerás la historia de este hermoso lugar hace poco más de 100 años.

5. Glaciar Perito Moreno (Argentina)

Conocida por los antiguos yacimientos arqueológicos. Nunca puede faltar una visita a Calafate, conocido por los expertos como el “icono de la Patagonia”. Se compone de una gruesa masa de hielo que llega a alcanzar hasta los 60 metros de altitud.

6. Machu Picchu (Perú)

Es la ciudadela inca más famosa del mundo. Construida en el siglo XV a pedido del inca Pachacútec, formado por diversas construcciones y plazas entre las cuales destacan el Templo del Sol, Templo de las Tres Ventanas, el Templo Principal y el llamado sector cóndor. Machu Picchu no podía faltar en este top.

7. Islas Galápagos (Ecuador)

Un territorio aún indómito donde conviven casi dos mil especies endémicas, entre ellas las famosas tortugas terrestres gigantes que fascinaron a Darwin. Se encuentra situado en el Océano Pacífico, está constituido por un conjunto de trece islas de origen volcánico y más de un centenar de islotes y afloramientos rocosos.

8. Ilha Grande (Brasil)

Es una isla donde no hay carreteras y por lo tanto no hay coches ni motos, para movilizarte por la isla lo tienes que hacer caminando o en barco. Vivirás una experiencia única, totalmente alejado de la vida cotidiana.

9. Torres del Paine (Chile)

Si te gusta la montaña, si eres amante de la naturaleza y sobre todo si te gusta hacer trekkings no  te puedes perder el Parque Nacional de Torres del Paine en la Patagonia Chilena.

10. Eje cafetero (Colombia)

 El Valle de Cocora, en Salento, es ideal para relajarse y tomarse muchas fotos. Las palmeras que hemos visto allí no las hemos visto en ningún otro lado. Son súper altas, el verde de la zona es espectacular y el aire puro que se respira te da tanta tranquilidad que hace que no quieras irte nunca.

Recuerda que cada viaje es una experiencia que debe ser contada a través de fotos, videos o simplemente en una conversación. Sabemos que viajar a países en los cuales no conoces a nadie, es difícil, genera un temor. ¡AIESEC puede acompañarte en tus aventuras!, empieza hoy tu experiencia.

5 lugares que tienes que visitar en Brasil

¿A quién no le gusta vivir nuevas experiencias y viajar? Y cuando viajas hay ciertos lugares que tienes que visitar sí o sí. Y más aún, si eres una persona que gusta de tomar fotos en lugares especiales, sería imperdonable no tener una en los puntos turísticos estrella.

Si estás pensando viajar, te recomendamos Brasil. Un hermoso país desde su cultura hasta su gente; no dudes de que los amigos que hagas en Brasil serán para toda la vida. Brasil es conocido por el carnaval de Río de Janeiro, pero no es la única atracción que tiene. Este país está lleno de hermosos y coloridos lugares que te sorprenderán. Aquí te presentamos 5 lugares que tienes que ir sí o sí en Brasil:

1. Río de Janeiro

Creo que explicar por qué Río de Janeiro está en nuestro ranking es algo obvio. Su gente es muy alegre y amigable, orgullosos de su nacionalidad y su cultura, te invitarán a todas las actividades posibles. Ahí se celebra el carnaval más popular a nivel mundial, en el 2019 se celebrará del 01 al 09 de marzo, ¡así que ve y saca tus boletos!

2. Parque Nacional de Iguazú

Si te gusta la naturaleza, este parque nacional es para ti. Se encuentra en la Selva y es conocido como las Cataratas del Iguazú, un área de espectacular belleza escénica, reconocida como una de las siete maravillas naturales del mundo. En el parque se pueden realizar paseos, los cuales permiten apreciar las cataratas desde distintos ángulos, ya sea desde miradores naturales, kayak o helicóptero.

3. Ruinas de San Miguel de las Misiones


Fuente: http://www.brasilalacarta.com

Las ruinas corresponden a los vestigios de lo que fue uno de los tantos pueblos misioneros fundados en el XVII por la orden jesuita en territorio brasileño, argentino y paraguayo, con el fin de evangelizar a los indios guaraníes y protegerlos de los comerciantes de esclavos. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sorprendiendo por el paisaje selvático que las rodea y por ser testimonio de una experiencia política y religiosa única en la historia.

4. Brasilia

Fuente: www.iagua.es

Capital de Brasil, la sede del gobierno del Distrito Federal, es una de las ciudades capitales de más reciente construcción en el mundo. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, uno de los lugares turísticos de Brasil que despierta mayor interés para los aficionados a la arquitectura, siendo un ejemplo concreto de las principales ideas de arquitectura moderna del siglo XX.

5. Recife

Fuente: http://www.jotace.com.uy

Conocida como la Venecia de Brasil, una ciudad que, sin estar dentro de los lugares turísticos de Brasil más conocidos, encanta fácilmente por el contraste entre sus bellas arquitecturas coloniales y modernos rascacielos, junto a un idílico litoral con arrecifes de coral y aguas cálidas ideales para la práctica de snorkel.

La vida es muy corta para postergar un viaje, cada viaje es una aventura, una experiencia que contar, ¿te imaginas si tuvieras la posibilidad de viajar y al mismo tiempo desarrollarte personal y profesionalmente? Las oportunidades existen, solo hay que ir a buscarlas. Si lo imaginaste y quieres volverlo realidad, descubre las posibilidades que AIESEC tiene para ti en el extranjero, ¡Brasil te espera!

5 errores que cometen los emprendedores jóvenes

En el Perú tenemos un promedio de por cada 100 jóvenes, 25 son emprendedores. Lo cual contribuye positivamente con el progreso del país ya que nuevas empresas significan nuevos puestos de trabajo. Sin embargo, muchos empresarios jóvenes fracasan en el intento, mencionamos en el intento porque en muchas oportunidades fracasan en la etapa de crecimiento (según el ciclo de vida de una empresa).

Si estás pensando en emprender, ¡no te preocupes! Puedes evitar muchos problemas tomando mejores decisiones, te recomendamos instruirte, leer o escuchar experiencias, te presentamos un ranking con los 5 errores que cometen los emprendedores jóvenes.

1. Los nuevos millennials quieren las cosas inmediatas

Pensar en una estrategia, una visión y misión a plazo de 5 años les parece una locura, sobre-estiman lo que significan el costo de oportunidad ya que creen que es “trabajar hoy para no hacerlo mañana” cuando en realidad significa elegir una visión futura el día de “hoy” mediante una estrategia específica con el fin de tener buenos resultados, sin embargo, la mayoría de las veces, los resultados no son inmediatos.

2. Mal manejo de las finanzas

Manejo del Dinero Las finanzas de las empresas son un reflejo de las finanzas personales de un emprendedor. El principal reto de las nuevas empresas se llama flujo de efectivo, aun así, muchos emprendedores se gastan todo el dinero que llega la empresa y la mayoría de las veces lo hacen en su estilo de vida en lugar de reinvertirlo para generar más flujo de efectivo. Esto hace que la empresa no alcance todo su potencial y en poco tiempo desaparezca. Aprender a manejar el dinero antes de recibirlo en grandes cantidades es clave para el futuro de cualquier emprendedor.

3. No adaptarse a los cambios

Todos somos testigos que las tendencias cambian, a veces en un abrir y cerrar de ojos y otras se quedan más tiempo. Reinventar la empresa es muy importante, no todos están dispuestos a hacerlo y tienden a caer en el orgullo, por esa razón, suelen a perder proveedores, ya que los proveedores también renuevan sus productos. Si se decida reinventar la empresa, una sola persona no puede hacerlo ya que es un trabajo de planificación, en la cual se tienen que tocar muchos puntos importantes y tener varios puntos de vista.

4. Falta de compromiso

Existen personas quieren emprender para ganar más dinero, otras lo quieren hacer para agregar más valor a la vida de los demás. Los que sólo quieren ganar dinero, normalmente pierden el juego. Sin embargo, los que quieren generar más valor a la vida de los demás son los que normalmente lo ganan. Por lo tanto, es importante que estés 100% comprometido con tu sueño, sólo así tendrás la energía necesaria para superar los altibajos que se presentan al inicio de cualquier emprendimiento.

5. Falta de conocimientos

Todos pueden emprender, pero no todos pueden “hacerse cargo”, la razón es que para dirigir una empresa se tiene que tener conocimientos de ello y es importante que elijas bien a las personas que van a administrar, llevar las cuentas y velar por las finanzas de tu empresa. Hoy en día, muchos emprendedores no tienen conocimientos plenos de gestión, es por eso que contratan a personal capacitado para manejarlo.

Ten claro tus objetivos y si tienes un sueño ¿qué esperas para convertirlo en meta? No olvides que muchas empresas importantes como Disney, Apple, entre otras, han tenido que pasar por momentos difíciles para llegar a posicionarse como una de las más importantes, todo fue fruto de la perseverancia y siempre buscar ser mejor, seguir aprendiendo. ¿Deseas comenzar a emprender y no sabes cómo? Entérate aquí www.aiesec.pe/emprendedor-global/

Beneficios profesionales de tomar un voluntariado

Realizar un voluntariado tiene un gran significado para la sociedad, ya que contribuyes al cambio y a la mejora de diversos proyectos, pero también tiene beneficios para ti, inclusive para tu vida profesional. El día de hoy haremos una revisión de los beneficios que tendrás profesionalmente si decides tomar un voluntariado.

  1. Conocimiento personal de tus habilidades

Podrás seguir desarrollando tus habilidades blandas, saldrás de tu zona de confort y te permitirás conocer otra realidad social, económica y cultural. Actualmente, todas las empresas buscan personas que aporten a su misión, visión y que practiquen sus valores, pues este es un plus muy grande del yo sé quién soy.

  1. Mejorar tu nivel de inglés

AIESEC te ofrece la oportunidad de realizar proyectos en países que no hablan español, lo cual te permitirá practicar inglés. Todos buscamos practicarlo para tener el dominio del idioma, ya que en muchos puestos de trabajo es un requisito indispensable.

Adicional al inglés, si decides irte a Brasil, ¡en 6 semanas podrás aprender portugués! Pero incluso en países hispanohablantes, tendrás la oportunidad de compartir con voluntarios de muchos otros países y practicar tu inglés para comunicarte con ellos. Todo depende de ti.

  1. Networking internacional

Al tomar un voluntariado te encontrarás con personas de diferentes nacionalidades y diferentes carreras, no solo crearás lazos de amistad, sino tendrás una red de contactos internacional.

  1. Poner en práctica tus conocimientos

En la mayoría de proyectos podrás poner en práctica los conocimientos de tu carrera, pero tendrás un valor agradado, lo que desarrollarás valdrá la pena al 100%, por lo que no deja de ser un voluntariado/ayuda social.

  1. La anécdota que contarás

Algunas entrevistas de trabajo están enfocadas en saber más de ti, de tus experiencias, pasatiempos, les interesa saber quién eres. Cómo una persona cuenta una experiencia describe cómo es, en especial si es una experiencia de este tipo, llena de emociones y desafíos.

Si estás pensando en tomar un voluntariado, contáctate con nosotros, te brindaremos toda la información necesaria. ¡Anímate a ser parte del cambio!

Crecimiento de la mano del desarrollo

Actualmente sabemos que nuestro país ha estado pasando por un momento crítico en el ámbito político, lo cual también ha generado ciertos estragos en diferentes lugares alrededor de Perú. Oímos que las cifras crecen o disminuyen, y que las estrategias se desarrollan o que simplemente no sirven para la mayor parte de la población.

Conversando desde una perspectiva económica, primero vamos a diferenciar estos 2 últimos términos mencionados:

Crecimiento se refiere al cambio numérico (cuantitativo) en las variables fundamentales de producción del país. Esto quiere decir que se genera crecimiento cuando todos los bienes y servicios producidos por un país en un año son más que los producidos el año anterior.

Desarrollo por otro lado es el cambio cualitativo en términos de mejora en las variables sociales, que en palabras simples es generar más bienestar y prosperidad a los habitantes de un país.

Ahora, si bien son estas dos cosas diferentes, no tienen porque no involucrarse uno con el otro. Sabemos que generar nuevos puestos de trabajo haría que las personas inactivas y en edad de poder ejercer, tengan un porcentaje mayor de oportunidad a conseguir un empleo, que en lógica, permitiría un crecimiento y desarrollo para la población. Pero ¿Cómo generar más trabajo? ¿Y de manera sostenible?

Pues a través del emprendimiento. La respuesta en sencilla. Está probado (más info en: This Works – España)  que las innovaciones y emprendimientos generan buenos resultados al mediano plazo, en términos de empleo, crecimiento y desarrollo, ya que cada proyecto a trabajarse debe traer consigo un impacto real y relativo en alguno de sus ámbitos. Quién sabe si esa idea tuya ahora, puede ser un real mecanismo del mañana. Quién sabe a cuántas personas esa idea podría estar impactando y ayudando en el futuro. ¿Cuántas vidas quieres cambiar?

¿Listo para dejar la espera?

Todo lo que no cabe en el equipaje, pero aún así lo puedes llevar

Cuando vamos a salir del país por más de un mes, es inevitable pasar por un momento de crisis donde no sabemos qué llevar en la maleta. Recuerda no exceder tus 23 kg y los adicionales de la bolsa de mano. El nivel de prioridad de cosas varía según nosotros mismos y nuestros planes. Pero aquí hay algunas cosas que deberías considerar definitivamente:

  • Dinero en moneda divisa y tal vez un par de tarjetas en la billetera y escondidos en bolsillos. (0.3 Kg)
  • La visa, el pasaporte y la copia del pasaporte (por si acaso), la libreta y lápiz. (0.2 Kg)
  • Utensilios de higiene personal como cepillo dental, jabón portátil, peine, papel. (0.5 Kg)
  • Tecnología como tu celular, cámara, cargadores, laptop, iPod o lo que tengas. (5kg)
  • Ropa cómoda y dependiente del clima del país al que vas. Para invierno te recomendamos llevar la más gruesa puesta. Además considera ropa para fiestas/nocturna, pijama, los zapatos que combinen con todo o que sean a todo dar. (15 Kg)
  • Además ten un espacio para todos los souvenirs que llevar de acá y, en tu retorno, comprar de allá. (8 Kg)

Casi nos excedemos, pero no importa. Igual sabemos que de lo que más necesitamos, no tiene un precio extra:

  • La valentía por cada vez que nos de miedo perdernos en la calle y más cuando se nos apague el teléfono, porque la batería no es infinita.
  • Ese sentido de solución automática como el de nuestras mamás cada vez que perdamos un bus o se nos acabe poco a poco el dinero.
  • La mente abierta por si nos impacta algo de la otra cultura y tenemos que aprender a comprender.
  • Las mil y un recomendaciones de la familia de ser cuidadosos pues seremos nuestros principales guardias.
  • Las imágenes de los seres queridos y la melancolía de que los vamos a extrañar un tiempo.
  • La seguridad y a la vez timidez de que vamos a hacer amigos nuevos.
  • La inspiración de saber que estamos cumpliendo con el sueño de vivir una experiencia que vamos a recordar por siempre.

Del otro lado de la frontera

Sigo en shock. Llámese emocional, cultural u otro término que queramos poner. Mis expectativas quedaron casi destruidas desde el momento que pisé el aeropuerto.

Para empezar, la perspectiva que tenía cuando decidí que quería ser voluntaria en otro país es totalmente diferente a la de hoy estando aquí y trabajando con 4 chicos que hablan diferentes idiomas y con niños de primaria de un entorno distinto. Juraba que sería fácil y hasta aburrido, que tal vez me arrepentiría. No esperaba mucho de un voluntario de 6 semanas. Tenía una idea de qué hacer en cada clase, qué enseñar y cómo, casi como en las películas cuando ves al profesor llegar y escribir grande el título en la pizarra y empezar el debate. Había ideado mi rutina, qué lugares iba visitar, qué iba probar, cómo iba a vestirme, con quién hablaría y una idea de la clase de personas con las que iba a andar.

Ahora que estoy aquí, ninguna de esas ideas parece cercana. Cuando vives algo como esto, toda perspectiva que tuviste antes es nada comparada a la realidad. No hay nada que se pueda asemejar a cada sonrisa de los niños cuando podían aprender algo nuevo y mucho menos nada que te prepare para decirles adiós. Incluso aquellas tardes en las que iba por café y terminaba conversando con otras personas sobre cómo llegué ahí, ver su asombro sobre mi historia y mi propio país son inimaginables. No hubiera pensado nunca tampoco que podría estar hasta feliz de haberme quedado sin batería y Google Maps, pues así pude contar con el apoyo de otras personas que me ayudaron a encontrar la forma de llegar a mi destino y me permitieron disfrutar de hermosos paisajes que no encuentras ni en la mejor agencia de viajes. Es indescriptible además lo mucho que valoro ahora cada caminata con mis nuevos amigos, cada “gracias” que pude escuchar, cada “yo de grande quiero ser como usted” de los niños, e incluso de los “no, joven, acá no es así”.

Y en realidad, puedo seguir contándoles todas las veces que cambié de perspectiva, pueden intentar imaginarse lo que sigue… o pueden empezar a cambiar la suya.

 

Paola, de Puerto Rico
Proyecto “Doctor Sonrisas”, en Chiclayo – Perú

La mejor experiencia de tu vida puede repetirse

En el transcurso de nuestras vidas tendremos la gran interrogante “salir o no del país”, ya sea para estudiar, trabajar, realizar prácticas o hacer un voluntariado. Decidir hacer un intercambio con AIESEC sacudirá tu vida y no serás el mismo cuando regreses.

La experiencia es única, pero llega a ser tan sorprendente, que no hay primera sin segunda. Carolina Morales, estudiante de la universidad Pacífico, realizó dos intercambios con AIESEC. El primero en el 2015 y luego en el 2017, yendo en ambas oportunidades a Argentina.

¿Qué fue lo que te motivó a irte de intercambio la primera vez? ¿Cumplió tus expectativas?

Carolina: Cuando tomé la decisión de viajar a Argentina para vivir un intercambio de voluntariado por AIESEC, yo ya pertenecía a la organización. Por esta razón, pensaba tener una idea de todo lo que me esperaba. Un shock cultural con las costumbres argentinas, hacer amigos de otras partes del mundo, convivir con una familia diferente a la mía y tener la oportunidad de ser voluntaria de un mismo proyecto por 6 semanas. También era consciente que tenía que dejar en Lima un trabajo, estudios de un ciclo de verano y mi familia y amigos por el tiempo que me fuera. Y sí, sucedió así, tuve que sacrificar algunas cosas para poder viajar, pero sinceramente habiendo cumplido la sexta semana desde que llegué a Bahía puedo decir que valió totalmente la pena. Cada experiencia vivida, logró sacar una mejor versión de mí. Estoy muy segura que la Carolina que viajó, no es la misma Carolina que regresó. Soy una mejor versión, con nuevas ideas, con cada vez más ganas de hacer algo positivo por la sociedad, con muchísimas más ganas de volver a viajar y que ahora no solo deja a grandes personas en Argentina, sino hermanos en muchas partes del mundo”.

Es increíble lo que comentas, poder ver el impacto que puede ganar uno mismo. ¿Y con respecto a tu segundo intercambio?

Carolina: Ese fue una experiencia diferente. Viajé a Argentina a impactar en un emprendimiento enfocado a la consultoría tecnológica, en el cual pude aprender y aportar de distintas maneras durante 8 semanas. Considero que fue una experiencia única que me permitió conocerme mucho a nivel personal y profesional y que, en definitiva, me abrió un mundo de oportunidades – e ideas – para ejercer mi carrera más adelante en un amplio campo internacional. Además, pude aportar al ecosistema emprendedor de la ciudad en la que me encontraba y a la empresa que me recibió. Fue sin duda una experiencia increíble que considero todos deberían tener la oportunidad de vivir alguna vez. Considero que tomar las dos experiencias son unas de las mejores decisiones de mi vida.

Cuando una experiencia te permite crecer como persona y conectar ese desarrollo con el que buscas generar, ¡una vez no basta! Y así lo demuestra Carolina, pero también muchos otros jóvenes que han vivido estos intercambios.

¿Te animas a alcanzar tu mejor versión y ser parte del cambio? ¡Todo cambio empieza en uno mismo! Escribe tu propia historia de desarrollo.