Es más que vivir la experiencia

¡Hoy es el día!

Sí, amigos, este día tiene una vibra incesante. Desperté y empecé a leer historia de vida, de experiencias que marcan. Me encontré con una, particularmente, concisa y con conclusión. Aquí se las comparto:

“Durante 6 semanas estuve en Salvador, Bahia, Brasil. Estuve en el proyecto Planet Heroes donde puede desenvolverme trabajando en un grupo conformado por un chico de Marruecos y una chica de Alemania.”

Sí, los de la foto. Cada uno en modo “representing” de sus países. Acá viene la parte más interesante:

“Ésta experiencia me trajo muchos aprendizajes, uno de ellos es poder trabajar con niños, pensar como ellos puedan aprender de nosotros.
Nos propusimos muchas metas como grupo, primero que los niños puedan aprender inglés con nosotros, aprendan a tener cuidado sobre el medio ambiente y finalmente, que puedan hacer una promesa que tendrá un impacto positivo en la ciudad en donde vive. Estoy segura que si bien solo fuimos por 6 semanas, ellos se acordarán de la promesa que hicimos juntos.”

Sin duda, cada vez que vamos a hacer un voluntariado o una pasantia, nunca nos imaginamos lo que pueda causar en nosotros al final de la experiencia, y mucho menos lo que puede causar en otros. O que llegaremos a conclusiones como esta:

“Esta experiencia me ayudó a darme cuenta que era lo que quería hacer en un futuro y como yo podría aportar a mi sociedad en la que vivo.
Sin duda alguna, estas 7 semanas en Brasil fue la mejor experiencia en mi vida y volvería hacerlo mil veces más.”

Bueno, ahora dejo a pura decisión de ustedes si es que quieren vivir más que una experiencia.

El país más amigable con sus visitantes

Brasil es uno de los países latinoamericanos más visitados por los turistas. Sin embargo, los extranjeros encuentran allí no solamente sol, playa y carnaval, sino también costumbres y características que no han visto en otras partes del mundo.

 

Los brasileños son conocidos por ser abiertos, a veces algunas personas pueden sentir una cierta incomodidad cuando algún brasileño se acerca demasiado cerca para hablar, también saludan con uno o dos besos.

Si estás pensando en visitar Brasil te mencionamos 4 razones por las que los brasileños son amigables, en especial con los extranjeros.

  1. Las calles de Brasil no son un lugar tranquilo. Además de gente cantando, silbando o hablando, se escucha todo tipo de ruidos producidos por automóviles, vendedores ambulantes y gente alegre. Recuerda que si visitas un país debes disfrutar de todo lo que ese país tiene para ofrecerte, por eso solo disfruta.
  2. El sufijo diminutivo “-inho/inha” a menudo se usa después de los nombres o palabras en portugués para expresar cariño: bonitinha (bonita), obrigadinho (gracias), Renatinho (Ronaldo). Cuando regreses a casa te aseguro que llamarás a todos tus amigos con este sufijo.
  3. Los brasileños son muy cariñosos a la hora de mostrar sus sentimientos hacia su pareja. Se puede ver a enamorados besándose en medio de la calle, en el metro, en el parque o en cualquier otro lugar público, cualquier expresión de amor es bien recibida, no tienen temor a expresar lo que sienten.
  4. Cuando entras en una tienda en Brasil enseguida eres atendido por algún trabajador. Si es de ropa, zapatos y similar, incluso te dirá su nombre y se pondrá a tu disposición para lo que necesites. Si reciben con una sonrisa, sean atentos y ayudan a encontrar la talla que necesita el cliente, demuestra su buena actitud y su disposición para hacer bien su trabajo.

Si estás pensando en viajar a Brasil, te animamos a que lo hagas. ¡No lo pienses más! Ir a Brasil no solo te dará una perspectiva más amplia de diferentes cosas, sino también harás amigos para toda la vida. Pero espera, ¿qué pasaría si te digo que puedes ir a Brasil a impactar a personas, empresas, proyectos? ¿te animarías a tomar el reto? Entre a www.aiesec.pe y descubre cómo.

Enseñar para Inspirar

Esta es una carta de una amiga mía de México que quiero compartir con ustedes:

“Desde que regresé hace 2 días , he estado recorriendo pequeños pueblos en el interior de mi país. Las razones por las cuales viajé son muchas, pero ninguna se acercó a lo que aprendí y conocí. Mientras caminaba por el mercado hace unas horas- al que vine durante mi estadía aquí-, observé a unos niños que desde que llegué trataban de vender las mismas hortalizas.

Me acerqué solo por curiosidad. Ambos me observaron y empezaron a hablarme.

Era chol. Mi nivel para comunicarse en ese lenguaje era tan avanzado como mi español a 9 los meses. La reacción más lógica era sonreír, comprar, sonreír e irse. Pero, mi reacción fue distinta después de mi intercambio.

Me acerqué solo por curiosidad. Con señas les pedí que me contaran qué clase de hortaliza era una roja intensa que me llamó la atención. Ellos se sorprendieron y también con señas me empezaron a contar. Se lo tomaron muy en serio.

Me contaron las maravillosas costumbres, me señalaban caminos “mágicos”, bailes y palabras. Pero también me enteré en ese momento del vacío que sienten algunas tribus, y pueblos alejados, de algunos problemas y conflictos internos que han tomado víctimas, desplazamientos forzosos, de que por los cuales, estos pequeños estaban tratando de vender lo poco que les quedaba para poder moverse de ahí. Y no, no se iban sin un plan. Iban a seguir los pasos de su hermano mayor.

No me dijeron que era su hermano o que es lo que hacía (puedes imaginarlo), pero en nuestra “conversación” pude contarles que fue lo que yo logré hacer fuera de mi país y cómo llegué hasta ahí. Les enseñé fotos, y sus ojos brillaban como si estuvieran viendo estrellas, les enseñe unas palabras y cuentos simples, que para ellos era todo un regalo.

Luego de un rato más, decidí irme. Uno de los niños me abrazó y me dijo que él ya no quería ser como su hermano, que quería ser como yo.

Amiga, yo lo inspiré. O sea, yo. Lloré como una niña. En mi propio país pasaban cosas horribles, cosas tristes y yo lo ignoraba. Ese pueblo, esas costumbres habían sido mis raíces. Tuve que salir de aquí para regresar con valor para abrir los ojos y hacer algo por mi propio país.

Amiga mía, hoy descubrí, que voy a enseñar para inspirar.”

Día Internacional de la Alimentación

Hoy en día se producen alimentos más que suficientes para todos, pero todavía cerca de 821 millones de personas padecen hambre crónica, y la malnutrición afecta a una de cada tres personas en el planeta, es una lucha constante, con mucho camino por recorrer.

La FAO celebra el Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre de cada año para conmemorar la fundación de la Organización en el año 1945. Se organizan eventos en más de 150 países de todo el mundo, convirtiéndolo en uno de los días más celebrados del calendario de la ONU. Estos eventos promueven la conciencia y la acción a escala mundial para aquellos que padecen hambre y la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria y dietas nutritivas para todos.

El Día Mundial de la Alimentación es una oportunidad para demostrar nuestro compromiso con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS 2). Alcanzar la meta del #HambreCero en 2030.

Importancia del #HambreCero

  • El derecho a la alimentación es un derecho humano básico.
  • Invertir en sistemas alimentarios sostenibles y desarrollo rural significa emprender algunos de los principales desafíos globales, de alimentar a la creciente población mundial a proteger el clima mundial, y abordar algunas de las causas fundamentales de la migración y el desplazamiento.
  • Lograr los 17 ODS no puede suceder sin acabar con el hambre y sin tener una agricultura y unos sistemas alimentarios respetuosos con el clima y sostenibles  que provean para las personas y el planeta.
  • Alcanzar el #HambreCero es posible: de los 129 países monitoreados por la FAO, 72 ya han logrado el objetivo de reducir a la mitad la proporción de personas que sufren hambre en 2015; en los últimos 20 años, la probabilidad de que un niño muera antes de los cinco años se ha reducido casi a la mitad, con unos 17.000 niños salvados cada día; las tasas de pobreza extrema se han reducido a la mitad desde 1990.

Los objetivos del Día Mundial de la Alimentación son:

  • estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países y un mayor esfuerzo nacional, bilateral, multilateral y no gubernamental a ese fin;
  • estimular la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo;
  • promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y de los grupos menos privilegiados, en las decisiones y actividades que afectan a sus condiciones de vida;
  • aumentar la conciencia pública de la naturaleza del problema del hambre en el mundo;
  • promover la transferencia de tecnologías al mundo en desarrollo;
  • fomentar todavía más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza y señalar a la atención los éxitos conseguidos en materia de desarrollo alimentario y agrícola.

Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible, metas que todo ciudadanos que trabaja con los objetivos de desarrollo sostenible quiere lograr, si aún no sabes qué son o aún no trabajas con ellos, entra www.aiesec.pe y descubre cómo puedes contribuir al cambio. Descubre el líder que hay en ti.

Humor al estilo del Tango

Argentina cuenta con una gran tradición humorística, arraigada de tal manera, que aun en momentos en que la libertad de expresión no era más que una utopía, las publicaciones humorísticas lograron sobrevivir, damos gracias al humor argentino por todas esas risas que nos sacan cuando veo, leemos o recordamos. Te presentamos 3 representantes del humor argentino que te recomendamos leer y ver.

Mafalda: Era obvio que Mafalda encabezara la lista, es conocida mundialmente y nos ha robado risas y reflexiones. Ella es una niña que a su corta edad usa el sarcasmo y la ironía, es simpática y atrevida. Es nacida de una típica familia de clase media, Mafalda critica todo, a pesar de ser una niña siempre da su opinión de diferentes temas como políticos, sociales, entre otros. Es un espacio en el cual su creador (Quino) se queja de lo que sucede alrededor en el mundo.

Poncho Fue: Nos deja bien claras las consecuencias del ejercicio de la violencia psicológica y la manipulación emocional en las relaciones de pareja, si bien es cierto no es 100% comedia ayuda a que el lector tome conciencia ya que la historia se desarrolla en un ambiente cotidiano. Es un cómic que incomoda de principio a fin. Una historia que molesta, que nos ayuda a reconstruirnos y que también nos haga crecer, ya que como sociedad estamos aprendiendo a reconstruirnos, no solo en Argentina sino en toda Latino américa. El desarrollo tan marcado de los personajes es lo que ayuda a sentirnos identificados y a poder encontrar una multitud de paralelismos en esta historia con nuestra vida personal.

 

Humoristas: A quién no le gusta ver un show de comedia y mejor aún si es un humorista. Argentina tiene a excelentes humoristas que terminarás con dolor de estómago de tanto reírte, si vas a Argentina recuerda que sería imperdonable no ir a un show de stand – up. Aquí te dejamos la lista de 5 comediantes que se encuentran en Netflix:

  • Sebastián Wainraich
  • Malena Pichot
  • Lucas Lauriente
  • Fernando Sanjiao
  • Luciano Mellera

Fotografía original de Netflix

El humor en Argentina se renueva, es flexible a los cambios y respetuoso con los temas que pueden malinterpretarse, no te pierdas la aventura de reír hasta decir “¡basta!” y qué mejor que vivirlo en ese hermoso país. Si deseas descubrir Argentina, entra a www.aiesec.pe

 

5 lugares que tienes que visitar en Brasil

¿A quién no le gusta vivir nuevas experiencias y viajar? Y cuando viajas hay ciertos lugares que tienes que visitar sí o sí. Y más aún, si eres una persona que gusta de tomar fotos en lugares especiales, sería imperdonable no tener una en los puntos turísticos estrella.

Si estás pensando viajar, te recomendamos Brasil. Un hermoso país desde su cultura hasta su gente; no dudes de que los amigos que hagas en Brasil serán para toda la vida. Brasil es conocido por el carnaval de Río de Janeiro, pero no es la única atracción que tiene. Este país está lleno de hermosos y coloridos lugares que te sorprenderán. Aquí te presentamos 5 lugares que tienes que ir sí o sí en Brasil:

1. Río de Janeiro

Creo que explicar por qué Río de Janeiro está en nuestro ranking es algo obvio. Su gente es muy alegre y amigable, orgullosos de su nacionalidad y su cultura, te invitarán a todas las actividades posibles. Ahí se celebra el carnaval más popular a nivel mundial, en el 2019 se celebrará del 01 al 09 de marzo, ¡así que ve y saca tus boletos!

2. Parque Nacional de Iguazú

Si te gusta la naturaleza, este parque nacional es para ti. Se encuentra en la Selva y es conocido como las Cataratas del Iguazú, un área de espectacular belleza escénica, reconocida como una de las siete maravillas naturales del mundo. En el parque se pueden realizar paseos, los cuales permiten apreciar las cataratas desde distintos ángulos, ya sea desde miradores naturales, kayak o helicóptero.

3. Ruinas de San Miguel de las Misiones


Fuente: http://www.brasilalacarta.com

Las ruinas corresponden a los vestigios de lo que fue uno de los tantos pueblos misioneros fundados en el XVII por la orden jesuita en territorio brasileño, argentino y paraguayo, con el fin de evangelizar a los indios guaraníes y protegerlos de los comerciantes de esclavos. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sorprendiendo por el paisaje selvático que las rodea y por ser testimonio de una experiencia política y religiosa única en la historia.

4. Brasilia

Fuente: www.iagua.es

Capital de Brasil, la sede del gobierno del Distrito Federal, es una de las ciudades capitales de más reciente construcción en el mundo. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, uno de los lugares turísticos de Brasil que despierta mayor interés para los aficionados a la arquitectura, siendo un ejemplo concreto de las principales ideas de arquitectura moderna del siglo XX.

5. Recife

Fuente: http://www.jotace.com.uy

Conocida como la Venecia de Brasil, una ciudad que, sin estar dentro de los lugares turísticos de Brasil más conocidos, encanta fácilmente por el contraste entre sus bellas arquitecturas coloniales y modernos rascacielos, junto a un idílico litoral con arrecifes de coral y aguas cálidas ideales para la práctica de snorkel.

La vida es muy corta para postergar un viaje, cada viaje es una aventura, una experiencia que contar, ¿te imaginas si tuvieras la posibilidad de viajar y al mismo tiempo desarrollarte personal y profesionalmente? Las oportunidades existen, solo hay que ir a buscarlas. Si lo imaginaste y quieres volverlo realidad, descubre las posibilidades que AIESEC tiene para ti en el extranjero, ¡Brasil te espera!

Del otro lado de la frontera

Sigo en shock. Llámese emocional, cultural u otro término que queramos poner. Mis expectativas quedaron casi destruidas desde el momento que pisé el aeropuerto.

Para empezar, la perspectiva que tenía cuando decidí que quería ser voluntaria en otro país es totalmente diferente a la de hoy estando aquí y trabajando con 4 chicos que hablan diferentes idiomas y con niños de primaria de un entorno distinto. Juraba que sería fácil y hasta aburrido, que tal vez me arrepentiría. No esperaba mucho de un voluntario de 6 semanas. Tenía una idea de qué hacer en cada clase, qué enseñar y cómo, casi como en las películas cuando ves al profesor llegar y escribir grande el título en la pizarra y empezar el debate. Había ideado mi rutina, qué lugares iba visitar, qué iba probar, cómo iba a vestirme, con quién hablaría y una idea de la clase de personas con las que iba a andar.

Ahora que estoy aquí, ninguna de esas ideas parece cercana. Cuando vives algo como esto, toda perspectiva que tuviste antes es nada comparada a la realidad. No hay nada que se pueda asemejar a cada sonrisa de los niños cuando podían aprender algo nuevo y mucho menos nada que te prepare para decirles adiós. Incluso aquellas tardes en las que iba por café y terminaba conversando con otras personas sobre cómo llegué ahí, ver su asombro sobre mi historia y mi propio país son inimaginables. No hubiera pensado nunca tampoco que podría estar hasta feliz de haberme quedado sin batería y Google Maps, pues así pude contar con el apoyo de otras personas que me ayudaron a encontrar la forma de llegar a mi destino y me permitieron disfrutar de hermosos paisajes que no encuentras ni en la mejor agencia de viajes. Es indescriptible además lo mucho que valoro ahora cada caminata con mis nuevos amigos, cada “gracias” que pude escuchar, cada “yo de grande quiero ser como usted” de los niños, e incluso de los “no, joven, acá no es así”.

Y en realidad, puedo seguir contándoles todas las veces que cambié de perspectiva, pueden intentar imaginarse lo que sigue… o pueden empezar a cambiar la suya.

 

Paola, de Puerto Rico
Proyecto “Doctor Sonrisas”, en Chiclayo – Perú

Idiomas y no dialectos: discriminación en el Perú

A propósito del venidero día del idioma nativo, se hace necesario reflexionar sobre los espacios que se están brindando  a las diversas lenguas que existen en nuestra nación, sobre todo de sus hablantes que no encuentran un espacio de representatividad equivalente al de los hispanoparlantes. Pese, a que muchos sostienen que esto se debe a un asunto de practicidad,   existen naciones  como España en donde la situación es distinta. Se pone en evidencia entonces que la situación “informal” de muchas lenguas en el país se debe ante todo a la discriminación.

La discriminación en Perú, es un serio problema social. Hoy en día al mirar la televisión, nos encontramos con personajes  de toda clase y tipo, cuya opinión  es escuchada con detenimiento. Del mismo modo se encuentran entre estos, figuras públicas que ya sea deliberadamente o no, humillan, encasillan y se burlan de la gran mayoría de la población peruana.  Esto, no obstante  se remonta desde  la  Conquista de América.

Uno de los hechos históricos que sin lugar a dudas ha definido a la humanidad,  que más que un descubrimiento en sí,  fue el inicio de uno de los exterminios sistemáticos más crudos y masivos.  La población indígena descendió de 65 millones a 5 millones,  en menos de 200 años entre 1550 a 1700.

La diversidad cultural en el país es parte de nuestro patrimonio y por lo tanto merece ser preservado.

La diversidad cultural  en el país es parte de nuestro patrimonio y por lo tanto merece ser preservado.

Se calcula que en América existían unos 80 millones de habitantes hacia 1492. Aproximadamente 65 millones se ubicaban en el territorio que luego comprendió Hispanoamérica. Para 1700, de manera dramática la cifra se redujo a cinco millones; lo que representa la desaparición de 60 millones de indígenas, unos 400 mil por año.

Números que pueden  compararse con  la Segunda Guerra Mundial, donde  se dieron aproximadamente unos 50 millones de decesos. Por lo que, en palabras del pensador Todorov, en el siglo XVI se perpetro el mayor genocidio de la historia.

Perú tiene en la actualidad un aproximado de cuarenta y siete lenguas nativas que son habladas por cuatro millones de habitantes, residentes en su mayoría en la selva amazónica, de estas, sólo cuatro  pertenecen al territorio  de la sierra y cuarenta y tres son amazónicas. Cabe acotar que ninguna lengua originaria se habla en la costa,  donde reside la mayoría de la población del país.

Nuestro idiomas es parte de nuestra herencia ancestral.

Nuestro idiomas son parte de nuestra herencia ancestral.

Hecho que sin lugar a dudas,  es una de las consecuencias de la discriminación racial, decisiva  al momento de validar exclusiones. Su condición como elemento dominante en nuestra cultura y sociedad ha permitido presentar las desigualdades, como realidades inamovibles e inevitables.

Y es que la percepción europea en detrimento a los indígenas, usada como  para  discriminar, usurpar, esclavizar, violar, golpear y matar permanece hasta el día de hoy, y son muchos los que perteneciendo a un mismo país consideran como seres inferiores,  a la población que posee ciertos rasgos predominantes encasillándolos permanentemente. Tal y como diría Eduardo Galeano  que no hablan idiomas sino dialectos, no hacen arte sino artesanía y no practican cultura sino folklore.

El muro de la vergüenza

El muro de la vergüenza que separa a ricos de pobres.

 

Pero, ¿Dónde entramos nosotros a calar en esta historia?, ya sea que nos consideremos o no parte de esta población, victima de la constante discriminación , tenemos la obligación de generar desde nuestras posiciones espacios de reflexión, vivimos en un país que es multicultural e invaluable, pero  del mismo modo posee barreras que parecieran insalvables y  de nosotros depende redefinir nuestra historia desde un espacio activo y siendo auténticos agentes de cambio.

Por ello como organización internacional creemos que la educación es indudablemente una de las medidas a tomar más necesarias para eliminar estas barreras,  invitamos a todos a ser parte de nuestra campaña  Enseña Américas, donde miles de jóvenes podrán impactar positivamente en la sociedad latinoamericana.

Informate más en: www.aiesec.pe/ensena-americas

Siria: indiferencia y devastación

La historia en muchos casos parece repetirse de manera fría e inevitable, lo más sorprendente en el ultimo bombardeo sucedido en Siria no es la brutalidad con la que se llevó a cabo, sino la indiferencia con la que las organizaciones internacionales y distintos países del mundo observan esto. Tal y como sucedió en Ruanda, lo acontecido en Siria parece amenazar con convertirse en el genocidio más brutal y sanguinario del presente siglo.

No obstante esto no es algo nuevo, ciertamente lo ocurrido en Siria pudo haberse evitado y el  último ataque químico, que dejó 83 muertos, donde 25 eran niños,  también.

niños sirios

Los niños son los primeros afectados en el conflicto.

Lo cierto es que este conflicto lleva en vigencia más de seis años, donde más de 13 millones de ciudadanos han sido obligados a desplazarse y vivir como refugiados, cruzando el Mar Mediterráneo y  arriesgándose a perder  a muchos seres queridos en este lamentable éxodo.  Del mismo modo, más del 80% de la población siria vive actualmente en la pobreza,  muchos de los niños no conocen más que el conflicto y aproximadamente casi dos millones están sin escolarizar. Por último  al tratar de cruzar la frontera de Turquía, son varios los sirios victimas de la trata de blancas como también de los traficantes de órganos.

Personas que como nosotros solían tener una vida ordinaria, que lidiaban con sus obligaciones del día a día,  hoy no conocen  más que caos, muerte y la violencia.

Siria, país con un patrimonio cultural invaluable  se encuentra sometido a una destrucción sin limites. despojado de su cultura, infraestructura y vida urbana. Existen monumentos que no se volverán a ver, así como vidas que no podrán recuperarse, personas que no volverán a ser las mismas y una nación que lucha con desesperación por sobrevivir a esta forzada extinción.

El ultimo ataque en Siria dejo al menos un saldo de 85 muertos

Convirtiéndose en una muestra insólita de como  intereses, indiferencia y  total desinformación, pueden transformarse en genocidio. Donde  varias naciones y organizaciones  involucradas e interesadas en el conflicto, como la Liga Árabe, Rusia, Estados Unidos, la OTAN, la ONU, Irán entre otros,  han decidido dejar a Siria a merced de esta escalofriante agonía.

Aún estamos a tiempo de reaccionar, podemos evitar que Siria, se convierta en otro vergonzoso capitulo de nuestra historia, donde olvidamos que con todo el avance tecnológico y  el alcance las redes sociales perdura nuestro egoísmo y banalidad,  que este no sea otro holocausto judío,  apartheid, Bosnia, Chechenia, Ruanda,  Donde miles de personas murieron ante la indiferencia del mundo.

La destrucción en Siria ha dejado a miles sin hogar.

La destrucción en Siria ha dejado a miles sin hogar.

Informémonos sobre el tema, sin prejuicios ni con falsas fuentes, generemos espacios de diálogo y busquemos concientizar al mundo. Pese a la cultura tan distinta no estamos siendo tolerantes si dejamos que una nación perezca por nuestros prejuicios.  No todos los musulmanes son terroristas, pero definitivamente todos aquellos que los juzgan de antemano y celebran su sufrimiento dejan de ser un poco más humanos.

Lo sucedido en Siria no tiene filtros en facebook, como tampoco la indignación del mundo, porqué no obedece a lo políticamente correcto, porqué no se apega a lo que es digno de sensibilidad. Olvidamos que pese a la distancia y las rencillas que pueda o no tener EE.UU. con estas naciones no dejan de ser personas desesperadas, que sufren, que luchan cada día por sus seres queridos, que cruzan fronteras, que rezan con desesperación para que esto acabe y que aún tienen esperanzas.

Seamos un agente de cambio, no permanezcamos indiferentes. Siria nos necesita.

Carta a una Voluntaria Global

GRACIAS…

Fue lo último que pude decirte aquel día que nos despedimos.

Una palabra que tiene quizá mucho más significado para mi que para ti.

El cambio inicia por las generaciones activas, dispuestas a brindar su tiempo por la sostenibilidad futura.

Voluntarios Globales – AIESEC

El primer día que llegaste a trabajar con nosotras, fue muy significativo. Aun recuerdo que nos mantuvimos tímidas y sumisas, que no sabíamos quién eras y por qué estabas con nosotras, principalmente porque quienes estábamos ahí éramos desafortunadas en muchos aspectos.

Desafortunadas porque habíamos sido violentadas, maltratadas, golpeadas, quemadas y hasta humilladas. Muchas huimos de casa, habíamos vivido el sinsabor de las calles, la indiferencia de las personas, miradas de desprecio y muchas otras actitudes.

Muchas veces, para huir de nuestra tristeza e ira, pasó por nuestra mente el suicidio, el dejar una vida que quizá no nos pertenecía.  Vivir la inclemencia del tiempo y soportar una vida callejera, sin abrigo, sin comida, sin saber que era un hogar.

Pero, ser rescatadas de esa realidad, no era suficiente. Que nos recibieran en una casa que se volvería nuestro primer hogar, no cambiaba nuestra realidad vivida; solo era el primer peldaño del cambio.

Conocí ahí a mis hermanas, con quienes compartí el sufrimiento ajeno por el que todas habíamos pasado. Y con quienes también, podíamos darnos la mano. Tener personas que se preocuparan por nosotras en nuestro primer hogar, no era suficiente para limpiar nuestra memoria.

Y cuando uno menos piensa que podremos tener un futuro mejor, realmente encontramos el camino para ese futuro.

Fue entonces que llegaste; pero, lo primero que nos sorprendió fue tu sonrisa. Aquella que no comprendíamos, no sabíamos si era el rostro de lástima hacia nosotras o si realmente querías conectar a nosotras.

Sin embargo, a lo largo de las semanas, no te rendiste. Habíamos visto llegar muchas otras personas, que se doblegaban por nuestros actos y nuestra realidad; pero tu, seguiste, día a día. Eras distinta, afrontaste con cautela y sabiduría, queriendo comprender a cada una de nosotras, y tratando de comprender lo incomprensible.

Por supuesto, las primeras semanas te vimos sufrir, nosotras no dábamos el brazo a torcer. Ya habíamos pasado las falsas ayudas, y aun en nuestro primer hogar nos sentíamos inseguras. Y tu, te volcaste en tu más humilde representación, solo estar a nuestro lado y siempre intentando tener el contacto con nosotras.

Y cuando por fin alguna de nosotras decidió arriesgarse y preguntarte quién eras y qué hacías ahí, nos dimos con la sorpresa de que incluso tu no podías hablar; pero que estabas ahí por nosotras. Y que luchaste de otra distinta manera y con otras realidades a la que nosotras no nos enfrentábamos.

Nos dimos cuenta que éramos millones de veces más afortunadas y que estábamos listas para despegar. Listas para defender nuestro sentir, de hacer valer lo que teníamos, y de preocuparnos no solo por lo que ya no estaba; era tiempo de alzarnos y redescubrirnos, de saber que teníamos habilidades que nos hacían únicas pero al mismo tiempo nos complementábamos.

No sé si ese momento en que por fin decidimos conectar contigo era tarde. Pues, solo faltaba unas horas para completar tu estadía con nosotras. No fue, sino que con lo último que te pude decir, cuando tomaste tu maleta en tus hombros, y te despediste alegremente de cada una de nosotras con un gran abrazo que transmitía más que cualquier otra cosa que pudiéramos haber oído de ti, o de todas las cosas que hiciste por nosotras durante esas largas semanas; ese único GRACIAS que te dije, marcó en mi un nuevo inicio.

Ahora, donde sea que te encuentres, deseo mucho que sepas que estoy luchando. Sí, luchando, para que muchas otras personas que tuvieron el desafortunado pasado que hayan tenido no se dejen caer en el vacío, y sepan que una vez pase momentos terroríficos y que muchos lo viven día a día. Y que sí, SOY VOLUNTARIA, como tu, y que el mayor aprendizaje que me lleve de ti es el NO RENDIRME.

Gracias… siempre lo volveré a repetir, y lo hago con cada persona que me topo en esta nueva labor, y que por más pequeño que sea el momento siempre tendré toda mi disposición para que sean ellos quienes puedan tener un mejor inicio que el mío propio.

Soy VOLUNTARIA GLOBAL, y deseo mucho que tu leas mi carta.