Es más que vivir la experiencia

¡Hoy es el día!

Sí, amigos, este día tiene una vibra incesante. Desperté y empecé a leer historia de vida, de experiencias que marcan. Me encontré con una, particularmente, concisa y con conclusión. Aquí se las comparto:

“Durante 6 semanas estuve en Salvador, Bahia, Brasil. Estuve en el proyecto Planet Heroes donde puede desenvolverme trabajando en un grupo conformado por un chico de Marruecos y una chica de Alemania.”

Sí, los de la foto. Cada uno en modo “representing” de sus países. Acá viene la parte más interesante:

“Ésta experiencia me trajo muchos aprendizajes, uno de ellos es poder trabajar con niños, pensar como ellos puedan aprender de nosotros.
Nos propusimos muchas metas como grupo, primero que los niños puedan aprender inglés con nosotros, aprendan a tener cuidado sobre el medio ambiente y finalmente, que puedan hacer una promesa que tendrá un impacto positivo en la ciudad en donde vive. Estoy segura que si bien solo fuimos por 6 semanas, ellos se acordarán de la promesa que hicimos juntos.”

Sin duda, cada vez que vamos a hacer un voluntariado o una pasantia, nunca nos imaginamos lo que pueda causar en nosotros al final de la experiencia, y mucho menos lo que puede causar en otros. O que llegaremos a conclusiones como esta:

“Esta experiencia me ayudó a darme cuenta que era lo que quería hacer en un futuro y como yo podría aportar a mi sociedad en la que vivo.
Sin duda alguna, estas 7 semanas en Brasil fue la mejor experiencia en mi vida y volvería hacerlo mil veces más.”

Bueno, ahora dejo a pura decisión de ustedes si es que quieren vivir más que una experiencia.

Preguntas frecuentes sobre voluntario global

Decidir viajar a otro país a realizar un voluntariado es una experiencia increíble, pero genera muchas dudas, pero tranquilo nosotros estaremos contigo en tu experiencia. Aquí te aclararemos las más frecuentas y recuerda que un miembro de AIESEC velará porque tengas una experiencia, no te preocupes y ¡emporeda a otros!

¿Cuáles son los requisitos para tomar esta experiencia?

  • Tener entre 18 y 30 años
  • Nivel de inglés básico
  • Disponibilidad de viajar 6 semanas

 

¿Necesito cursar alguna carrera en específico?

No es necesario estar cursando en alguna institución de educación superior.  En nuestra plataforma encontrarás oportunidades para todas las carreras.

¿Recibiré una constancia?

Sí, otorgamos una constancia de participación y de ser necesario una carta para tu universidad.

¿Por qué debo pagar si es un voluntariado?

AIESEC en Perú es una organización sin fines de lucro. El pago realizado es para ser re invertido en proyectos en el país, desarrollo y capacitaciones de nuestra red de voluntarios; así como para cubrir los gastos en las actividades para nuestros participantes de intercambio:

  • Charla de Padres
    • Charla de Preparación
    • Charla de Reintegración
    • Mantenimiento de la plataforma

¿Qué gastos debo cubrir?

Deberás cubrir los costos del pasaje, seguro médico internacional, bolsa de viaje, así como otra documentación necesaria como la visa. En muchos de nuestros proyectos contamos con comidas al día y hospedaje.

¿Si no me aceptan en una oportunidad igual debo pagar?

El pago se realiza cuando eres aceptado en un proyecto. A tu correo te llegarán instrucciones para que entres a tu perfil del portal de oportunidades y firmes la carta de aceptación y el test de liderazgo. Una vez realizado esos pasos tienes 5 días para enviar tus documentos: Voucher de pago, convenio y DNI.

¿Qué cubre el programa?

Los proyectos ofrecen hospedaje en diferentes modalidades según la realidad del país: hostel, en una casa de familia, en el lugar dónde se realiza el proyecto o en un departamento con otros participantes. Esto se te informará máximo 1 semana antes de realizar tu viaje. Hay proyectos que otorgan otros beneficios como una comida al día, esto lo podrás ver en nuestro portal de oportunidades. Para aminorar los gastos, contamos con diferentes alianzas que ofrecen descuento a nuestros participantes.

Me inscribí hace 5 días o 1 semana y aún no tengo respuesta

Debes estar atento a tu correo, ya que toda la información y oportunidades te llegarán por ahí. Recuerda que para ser contactado por teléfono debes terminar de llenar tu perfil en nuestro portal de oportunidades, para que nuestro sistema pueda designarte una persona a cargo en 24 horas. Esto te permitirá ver los datos de tu asesor y tanto tú como él puedan estar en contacto.

El poder de emprender

¿Se han preguntado en qué preciso instante, entre locura, necesidad e ingenio un ser humano tuvo la idea de hacer una rueda, precisamente ese círculo? ¿Cómo es que exactamente supo que era esa forma?

Tal vez fue porque observo una naranja caer y rodar fácilmente. Y quizás después de eso dijo: “Bueno, si ella avanza así de fácil ¿por qué yo no?”. Quién sabe, puede que estaba cansado de cargar cosas, de llevarlas de una lado a otro, vio esa simplicidad y dijo: ¡Hagamos una “naranja”!

¿Loco, no? Pues es una manera de creativamente ver el inicio de una de las cosas más útiles que perduran hasta hoy. A mí, todo ese proceso, desde observar hasta descubrir-crear-hacer me gusta llamarlo emprendimiento.

Pero pensaran: ¡Ajá!, es lo que tú crees. 

Pues, y antes de seguir, guiémonos de Google:

Analicemos: Asumamos que sí, la actividad de hacer una rueda que resista el peso que deseaba cargar, fue difícil, contextualizando a las épocas, tallar una piedra así, debió requerir cierto es tiempo y esfuerzo. También tenía cierta importancia ( y la vemos hasta hoy). Ahora ya saben por que creo que la creación de la rueda, es lo que es.

Amigos, emprender, puede ser la cosa más fácil y difícil de nuestra vida. Sea la opción que sea para ti, es algo que debe ser un no negociable en tu vida. Osea, vamos, ¿estaríamos en donde estamos, con las cosas buenas que tenemos, si no fuera por eso? El simple hecho de que emprendas con algo pequeño, es algo muy grande.

Cuentas tu historia, te expresas, puedes ayudar a saciar necesidades y, un sin fin de cosas. No es locura, es lo más racional que puedes pensar. Y aveces no debes empezar desde 0. Hay oportunidades y personas al rededor del mundo que están esperando esa chispa que tú le puedas dar, con la que terminarás impactando una, dos, decenas o miles de vidas. Síguelas, no dejes que nada te pare.

Estás aquí solo para ser, sino también para hacer. Solo recuerda la rueda.

Dejen sus comentarios abajo

No dejes que te lo cuenten, vívelo tú

En la vida siempre se nos presentan oportunidades, pero depende de nosotros tomarlas o dejarlas ir, en ocasiones nos arrepentimos por haber perdido alguna, pero todo pasa por algo, por esa misma razón es que si un día alguien te propone viajar a otro país para impactar a otros, piensa dos veces antes de decir que no, porque te aseguro que es una experiencia inigualable.

Ya te hemos contado experiencias, pero como dicen que 2 es mejor que 1, nosotros siempre buscamos ir más allá de las fronteras por eso te presentamos no 1 sino a 3 personas que decidieron tomar el reto de realizar un voluntariado en otro país, jóvenes universitarios que decidieron darle un motivo a sus vidas personales y profesionales.

Alejandro Fernández viajó a Rio de Janeiro, Brasil, 2018

C: ¿Qué te motivó a irte de intercambio?

A: Tengo dos pasiones, ayudar a las personas y viajar, inicialmente yo tomé el programa por el precio, era accesible y costaba menos que irse por cuenta propia. En Brasil iba a enseñar español, iba a ser una experiencia nueva y me gustaba la idea.

C: ¿Eres el mismo Alejandro después de tu intercambio?

A: Definitivamente no, me ayudó en mi desarrollo personal, antes de la experiencia yo era una persona fría, pero en Brasil aprendí sobre la empatía y a demostrar afecto a las demás personas.

C: ¿Qué sigue después de tu intercambio?

A: No quería que acabara esta experiencia, descubrí todo el potencial que tenía así que cuando regresé a Perú me contacté con un miembro de AIESEC e ingresé a la organización, he aprendido mucho en toda esta experiencia, mi voluntariado en Brasil y mis actividades en AIESEC han impactado en mi vida personal y profesional, esto recién inicia.

C: ¿Volverías a tomar un programa de AIESEC?

A: Una y mil veces más, volvería a repetir esta experiencia, pero en otro país ya que hay un mundo por conocer.

C: ¿Qué le dirías a nuestros leyentes que desean irse de intercambio?

A: No se van a arrepentir, va a ser la mejor experiencia de su vida por no decir que marcará un antes y un después.

Jorge Ysla viajó a Cuiaba, Brasil, 2018

C: ¿Qué te motivó a irte de intercambio?

J: La incertidumbre, me hice dos preguntas: qué me esperará allá y qué voy a encontrar.

C: ¿Eres el mismo Jorge después de tu intercambio?

J: No, definitivamente no, he madurado y aprendido, ahora valoro más las cosas y he creado conciencia sobre esperar a que algo cambie, eso no pasará si yo no cambio primero y busco la mejor versión de mí.

C: ¿Qué sigue después de tu intercambio?

J: Cuando regresé a Perú me cambié de carrera, en Brasil me conocí y descubrí lo que realmente quería hacer. El próximo año tomaré otro programa de AIESEC.

C: ¿Qué le dirías a nuestros leyentes que desean irse de intercambio?

J: Arriésguense a tomar este programa, no se van a arrepentir, todo lo que vivas allá no se va a comparar con nada.

Así como ellos tú también puedes vivir una experiencia única, después de leer esta breve entrevista no te preguntas “¿por qué es tan impactante esta experiencia de voluntariado internacional?”, no podemos responderte esa pregunta, pero podemos demostrarte por qué es importante que todos lo hagan antes de los 29 años, no dejes que te lo cuenten, entra a www.aiesec.pe

El país más amigable con sus visitantes

Brasil es uno de los países latinoamericanos más visitados por los turistas. Sin embargo, los extranjeros encuentran allí no solamente sol, playa y carnaval, sino también costumbres y características que no han visto en otras partes del mundo.

 

Los brasileños son conocidos por ser abiertos, a veces algunas personas pueden sentir una cierta incomodidad cuando algún brasileño se acerca demasiado cerca para hablar, también saludan con uno o dos besos.

Si estás pensando en visitar Brasil te mencionamos 4 razones por las que los brasileños son amigables, en especial con los extranjeros.

  1. Las calles de Brasil no son un lugar tranquilo. Además de gente cantando, silbando o hablando, se escucha todo tipo de ruidos producidos por automóviles, vendedores ambulantes y gente alegre. Recuerda que si visitas un país debes disfrutar de todo lo que ese país tiene para ofrecerte, por eso solo disfruta.
  2. El sufijo diminutivo “-inho/inha” a menudo se usa después de los nombres o palabras en portugués para expresar cariño: bonitinha (bonita), obrigadinho (gracias), Renatinho (Ronaldo). Cuando regreses a casa te aseguro que llamarás a todos tus amigos con este sufijo.
  3. Los brasileños son muy cariñosos a la hora de mostrar sus sentimientos hacia su pareja. Se puede ver a enamorados besándose en medio de la calle, en el metro, en el parque o en cualquier otro lugar público, cualquier expresión de amor es bien recibida, no tienen temor a expresar lo que sienten.
  4. Cuando entras en una tienda en Brasil enseguida eres atendido por algún trabajador. Si es de ropa, zapatos y similar, incluso te dirá su nombre y se pondrá a tu disposición para lo que necesites. Si reciben con una sonrisa, sean atentos y ayudan a encontrar la talla que necesita el cliente, demuestra su buena actitud y su disposición para hacer bien su trabajo.

Si estás pensando en viajar a Brasil, te animamos a que lo hagas. ¡No lo pienses más! Ir a Brasil no solo te dará una perspectiva más amplia de diferentes cosas, sino también harás amigos para toda la vida. Pero espera, ¿qué pasaría si te digo que puedes ir a Brasil a impactar a personas, empresas, proyectos? ¿te animarías a tomar el reto? Entre a www.aiesec.pe y descubre cómo.

Enseñar para Inspirar

Esta es una carta de una amiga mía de México que quiero compartir con ustedes:

“Desde que regresé hace 2 días , he estado recorriendo pequeños pueblos en el interior de mi país. Las razones por las cuales viajé son muchas, pero ninguna se acercó a lo que aprendí y conocí. Mientras caminaba por el mercado hace unas horas- al que vine durante mi estadía aquí-, observé a unos niños que desde que llegué trataban de vender las mismas hortalizas.

Me acerqué solo por curiosidad. Ambos me observaron y empezaron a hablarme.

Era chol. Mi nivel para comunicarse en ese lenguaje era tan avanzado como mi español a 9 los meses. La reacción más lógica era sonreír, comprar, sonreír e irse. Pero, mi reacción fue distinta después de mi intercambio.

Me acerqué solo por curiosidad. Con señas les pedí que me contaran qué clase de hortaliza era una roja intensa que me llamó la atención. Ellos se sorprendieron y también con señas me empezaron a contar. Se lo tomaron muy en serio.

Me contaron las maravillosas costumbres, me señalaban caminos “mágicos”, bailes y palabras. Pero también me enteré en ese momento del vacío que sienten algunas tribus, y pueblos alejados, de algunos problemas y conflictos internos que han tomado víctimas, desplazamientos forzosos, de que por los cuales, estos pequeños estaban tratando de vender lo poco que les quedaba para poder moverse de ahí. Y no, no se iban sin un plan. Iban a seguir los pasos de su hermano mayor.

No me dijeron que era su hermano o que es lo que hacía (puedes imaginarlo), pero en nuestra “conversación” pude contarles que fue lo que yo logré hacer fuera de mi país y cómo llegué hasta ahí. Les enseñé fotos, y sus ojos brillaban como si estuvieran viendo estrellas, les enseñe unas palabras y cuentos simples, que para ellos era todo un regalo.

Luego de un rato más, decidí irme. Uno de los niños me abrazó y me dijo que él ya no quería ser como su hermano, que quería ser como yo.

Amiga, yo lo inspiré. O sea, yo. Lloré como una niña. En mi propio país pasaban cosas horribles, cosas tristes y yo lo ignoraba. Ese pueblo, esas costumbres habían sido mis raíces. Tuve que salir de aquí para regresar con valor para abrir los ojos y hacer algo por mi propio país.

Amiga mía, hoy descubrí, que voy a enseñar para inspirar.”

10 lugares a los que tienes que ir antes de los 30

Todos necesitamos un descanso de vez en cuando, salir de la rutina y explorar el mundo, ahora incluso hay más de 190 países y territorios por recorrer. Todos alguna vez hemos leído o escuchado acerca de personas que han viajado a muchos países o han intentado recorrer el mundo ¿parece imposible verdad?, pues ¡nada es imposible! Pero si lo tuyo no es aventurarse de tal manera, te recomendamos que empieces visitando lugares hermosos que sería imperdonable no visitar antes de los 30, ¿por qué antes de los 30? Porque viajar también te permite ampliar tu perspectiva lo cual te ayudará en tu desarrollo personal y profesional. Aquí te presentamos 10 lugares que tienes que ir sí o sí antes de los 30. Así que si estás bordeando los 30, ¡corre!

1. El legado Faranóico (Egipto)

Es la guinda de todo recorrido por el país de los faraones. Ahí encontramos a Ramsés II, uno de los más poderosos faraones de todos los tiempos, es el protagonista absoluto del templo principal, si decides visitarlo aprenderás de las jerarquías y observarás muchas esculturas menores de familiares del faraón representados a sus pies.

2. Petra (Jordania)

Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, aparece como una visión onírica tras cruzar a pie, en burro o a caballo, el desfiladero del Siq que protege su entrada. Si te gustan las bellezas antiguas, este lugar es para ti.

3. Cataratas de Iguazú (Brasil)

Entre la frontera de Argentina y Brasil, el río Iguazú se desgaja en un descomunal sistema de cataratas con hasta 300 saltos, una belleza natural que merece ser visitada, ¡te sorprenderás!

4. Ushuaia (Argentina)

Conocida como “la ciudad del Fin del Mundo”. Puedes realizar actividades deportivas que van desde navegación, trecking, esquí, golf, buceo y escalada en hielo, también conocerás la historia de este hermoso lugar hace poco más de 100 años.

5. Glaciar Perito Moreno (Argentina)

Conocida por los antiguos yacimientos arqueológicos. Nunca puede faltar una visita a Calafate, conocido por los expertos como el “icono de la Patagonia”. Se compone de una gruesa masa de hielo que llega a alcanzar hasta los 60 metros de altitud.

6. Machu Picchu (Perú)

Es la ciudadela inca más famosa del mundo. Construida en el siglo XV a pedido del inca Pachacútec, formado por diversas construcciones y plazas entre las cuales destacan el Templo del Sol, Templo de las Tres Ventanas, el Templo Principal y el llamado sector cóndor. Machu Picchu no podía faltar en este top.

7. Islas Galápagos (Ecuador)

Un territorio aún indómito donde conviven casi dos mil especies endémicas, entre ellas las famosas tortugas terrestres gigantes que fascinaron a Darwin. Se encuentra situado en el Océano Pacífico, está constituido por un conjunto de trece islas de origen volcánico y más de un centenar de islotes y afloramientos rocosos.

8. Ilha Grande (Brasil)

Es una isla donde no hay carreteras y por lo tanto no hay coches ni motos, para movilizarte por la isla lo tienes que hacer caminando o en barco. Vivirás una experiencia única, totalmente alejado de la vida cotidiana.

9. Torres del Paine (Chile)

Si te gusta la montaña, si eres amante de la naturaleza y sobre todo si te gusta hacer trekkings no  te puedes perder el Parque Nacional de Torres del Paine en la Patagonia Chilena.

10. Eje cafetero (Colombia)

 El Valle de Cocora, en Salento, es ideal para relajarse y tomarse muchas fotos. Las palmeras que hemos visto allí no las hemos visto en ningún otro lado. Son súper altas, el verde de la zona es espectacular y el aire puro que se respira te da tanta tranquilidad que hace que no quieras irte nunca.

Recuerda que cada viaje es una experiencia que debe ser contada a través de fotos, videos o simplemente en una conversación. Sabemos que viajar a países en los cuales no conoces a nadie, es difícil, genera un temor. ¡AIESEC puede acompañarte en tus aventuras!, empieza hoy tu experiencia.

5 lugares que tienes que visitar en Brasil

¿A quién no le gusta vivir nuevas experiencias y viajar? Y cuando viajas hay ciertos lugares que tienes que visitar sí o sí. Y más aún, si eres una persona que gusta de tomar fotos en lugares especiales, sería imperdonable no tener una en los puntos turísticos estrella.

Si estás pensando viajar, te recomendamos Brasil. Un hermoso país desde su cultura hasta su gente; no dudes de que los amigos que hagas en Brasil serán para toda la vida. Brasil es conocido por el carnaval de Río de Janeiro, pero no es la única atracción que tiene. Este país está lleno de hermosos y coloridos lugares que te sorprenderán. Aquí te presentamos 5 lugares que tienes que ir sí o sí en Brasil:

1. Río de Janeiro

Creo que explicar por qué Río de Janeiro está en nuestro ranking es algo obvio. Su gente es muy alegre y amigable, orgullosos de su nacionalidad y su cultura, te invitarán a todas las actividades posibles. Ahí se celebra el carnaval más popular a nivel mundial, en el 2019 se celebrará del 01 al 09 de marzo, ¡así que ve y saca tus boletos!

2. Parque Nacional de Iguazú

Si te gusta la naturaleza, este parque nacional es para ti. Se encuentra en la Selva y es conocido como las Cataratas del Iguazú, un área de espectacular belleza escénica, reconocida como una de las siete maravillas naturales del mundo. En el parque se pueden realizar paseos, los cuales permiten apreciar las cataratas desde distintos ángulos, ya sea desde miradores naturales, kayak o helicóptero.

3. Ruinas de San Miguel de las Misiones


Fuente: http://www.brasilalacarta.com

Las ruinas corresponden a los vestigios de lo que fue uno de los tantos pueblos misioneros fundados en el XVII por la orden jesuita en territorio brasileño, argentino y paraguayo, con el fin de evangelizar a los indios guaraníes y protegerlos de los comerciantes de esclavos. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sorprendiendo por el paisaje selvático que las rodea y por ser testimonio de una experiencia política y religiosa única en la historia.

4. Brasilia

Fuente: www.iagua.es

Capital de Brasil, la sede del gobierno del Distrito Federal, es una de las ciudades capitales de más reciente construcción en el mundo. Es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, uno de los lugares turísticos de Brasil que despierta mayor interés para los aficionados a la arquitectura, siendo un ejemplo concreto de las principales ideas de arquitectura moderna del siglo XX.

5. Recife

Fuente: http://www.jotace.com.uy

Conocida como la Venecia de Brasil, una ciudad que, sin estar dentro de los lugares turísticos de Brasil más conocidos, encanta fácilmente por el contraste entre sus bellas arquitecturas coloniales y modernos rascacielos, junto a un idílico litoral con arrecifes de coral y aguas cálidas ideales para la práctica de snorkel.

La vida es muy corta para postergar un viaje, cada viaje es una aventura, una experiencia que contar, ¿te imaginas si tuvieras la posibilidad de viajar y al mismo tiempo desarrollarte personal y profesionalmente? Las oportunidades existen, solo hay que ir a buscarlas. Si lo imaginaste y quieres volverlo realidad, descubre las posibilidades que AIESEC tiene para ti en el extranjero, ¡Brasil te espera!

Crecimiento de la mano del desarrollo

Actualmente sabemos que nuestro país ha estado pasando por un momento crítico en el ámbito político, lo cual también ha generado ciertos estragos en diferentes lugares alrededor de Perú. Oímos que las cifras crecen o disminuyen, y que las estrategias se desarrollan o que simplemente no sirven para la mayor parte de la población.

Conversando desde una perspectiva económica, primero vamos a diferenciar estos 2 últimos términos mencionados:

Crecimiento se refiere al cambio numérico (cuantitativo) en las variables fundamentales de producción del país. Esto quiere decir que se genera crecimiento cuando todos los bienes y servicios producidos por un país en un año son más que los producidos el año anterior.

Desarrollo por otro lado es el cambio cualitativo en términos de mejora en las variables sociales, que en palabras simples es generar más bienestar y prosperidad a los habitantes de un país.

Ahora, si bien son estas dos cosas diferentes, no tienen porque no involucrarse uno con el otro. Sabemos que generar nuevos puestos de trabajo haría que las personas inactivas y en edad de poder ejercer, tengan un porcentaje mayor de oportunidad a conseguir un empleo, que en lógica, permitiría un crecimiento y desarrollo para la población. Pero ¿Cómo generar más trabajo? ¿Y de manera sostenible?

Pues a través del emprendimiento. La respuesta en sencilla. Está probado (más info en: This Works – España)  que las innovaciones y emprendimientos generan buenos resultados al mediano plazo, en términos de empleo, crecimiento y desarrollo, ya que cada proyecto a trabajarse debe traer consigo un impacto real y relativo en alguno de sus ámbitos. Quién sabe si esa idea tuya ahora, puede ser un real mecanismo del mañana. Quién sabe a cuántas personas esa idea podría estar impactando y ayudando en el futuro. ¿Cuántas vidas quieres cambiar?

¿Listo para dejar la espera?

Todo lo que no cabe en el equipaje, pero aún así lo puedes llevar

Cuando vamos a salir del país por más de un mes, es inevitable pasar por un momento de crisis donde no sabemos qué llevar en la maleta. Recuerda no exceder tus 23 kg y los adicionales de la bolsa de mano. El nivel de prioridad de cosas varía según nosotros mismos y nuestros planes. Pero aquí hay algunas cosas que deberías considerar definitivamente:

  • Dinero en moneda divisa y tal vez un par de tarjetas en la billetera y escondidos en bolsillos. (0.3 Kg)
  • La visa, el pasaporte y la copia del pasaporte (por si acaso), la libreta y lápiz. (0.2 Kg)
  • Utensilios de higiene personal como cepillo dental, jabón portátil, peine, papel. (0.5 Kg)
  • Tecnología como tu celular, cámara, cargadores, laptop, iPod o lo que tengas. (5kg)
  • Ropa cómoda y dependiente del clima del país al que vas. Para invierno te recomendamos llevar la más gruesa puesta. Además considera ropa para fiestas/nocturna, pijama, los zapatos que combinen con todo o que sean a todo dar. (15 Kg)
  • Además ten un espacio para todos los souvenirs que llevar de acá y, en tu retorno, comprar de allá. (8 Kg)

Casi nos excedemos, pero no importa. Igual sabemos que de lo que más necesitamos, no tiene un precio extra:

  • La valentía por cada vez que nos de miedo perdernos en la calle y más cuando se nos apague el teléfono, porque la batería no es infinita.
  • Ese sentido de solución automática como el de nuestras mamás cada vez que perdamos un bus o se nos acabe poco a poco el dinero.
  • La mente abierta por si nos impacta algo de la otra cultura y tenemos que aprender a comprender.
  • Las mil y un recomendaciones de la familia de ser cuidadosos pues seremos nuestros principales guardias.
  • Las imágenes de los seres queridos y la melancolía de que los vamos a extrañar un tiempo.
  • La seguridad y a la vez timidez de que vamos a hacer amigos nuevos.
  • La inspiración de saber que estamos cumpliendo con el sueño de vivir una experiencia que vamos a recordar por siempre.