El joven que no tiene dinero para viajar

Si esperas encontrar aquí fórmulas mágicas que no requieran esfuerzo, tiempo y dedicación, este no es tu post.

La otra noche venía conversando con un grupo de amigos que se encontraban en dudas sobre realizar un viaje al exterior para hacer un voluntariado, estudiar o trabajar; pero había algo en ellos que no encajaba con sus ansias de querer irse de viaje, había algo que hacía que todas sus emociones se vean retraídas por “preocupaciones”.

Les dije que para viajar no existen las excusas, porque si tienes las agallas suficientes eres capaz de tomar ya mismo una mochila, materiales básicos, dinero e irte a donde tú quieras, porque si existen las ganas, todo, absolutamente todo es posible.

Los pretextos a los que siempre nos enfrentamos en muchas ocasiones empiezan con un “sí, pero”..¿Qué pasa con mis padres, con mi novio, con mis amigos, la carrera?, Qué sucede con …el perro, el coche o con lo que se te venga en mente en ese mismo instante; El “sí pero” es solo una corta frase que nos demuestra que tenemos las mejores intenciones de realizar algo, pero nos mantiene asustados con lo que en realidad deberíamos de hacer, nos hace cobardes e incapaces de demostrarnos a nosotros mismos que somos capaces de enfrentar esos miedos que nos rondan, porque sabemos perfectamente que si no los afrontas ahora, será algo que te perseguirá por el resto de tu vida colocándole el “sí, pero” a todo lo nuevo que se te presente o sueñas.

 

“Si no te arriesgas, no ganas”

Estaba tan entretenida con la conversación que se asomó esa pregunta que muchos suelen hacerme con respecto al viaje que realicé: ¿Cómo hiciste tú para irte de viaje, sola y en menos de una semana?

Siéndote sincera, era la primera vez que enfrentaba por completo todos mis miedos, absolutamente todos, el miedo a enfrentar a mis padres con respecto a lo que yo deseaba hacer en mi vida, a dejar por un tiempo a mi familia, no tener el dinero suficiente, documentos completos, los requisitos necesarios, la edad adecuada, la seguridad correcta sobre mi persona, no estaba segura de mí en pocas palabras, no tenía confianza en mí y en lo mucho que podía realizar, pues este fue un episodio lleno de muchas emociones y decisiones, pero, si no era ahora.. ¿Cuándo?, si no tomaba la decisión en ese instante, sabría que me iba a arrepentir por el resto de mi vida y que no iba a ser la primera vez que repita ese episodio, si lo dejaba pasar, claro.

581895_10208633647663068_1930247947940179903_n

“Afrontar los retos”

Pero nada ocurrió de la noche a la mañana, yo decidí postular a una StarUp en Colombia, porque sentía que ese post me describía por completo, sentía que era a mí a quien llamaban para volar desde el otro lado del mundo para ayudar a madres de niños con capacidades especiales por medio de proyectos de emprendimiento que las ayude de manera económica. Era yo a quien buscaban, estaba completamente segura, pero, no tenía absolutamente nada listo por si decidían llamarme; no tenía los pasajes, el pasaporte y lo más importante, mis padres no estaban enterados de esto (¿duro verdad?), pero sí contaba con algo muy muy fuerte, mis ganas de viajar, de viajar con el único propósito de ayudarlas, de ser parte de ese proyecto que deseaban impulsar, de generar un impacto en otras personas y por ende generar un impacto sobre la mía.

12143162_843257519128924_7023854411113544388_n

 

“El resultado final justifica la inversión  ”

Gracias a Dios contaba con un fondo generado por el trabajo que tenía o mi empresa de chocolates desde hace tres años:”Misk, Le Chocolat”;me considero una persona emprendedora desde los 16 años, llevando a cuestas dos carreras ligadas a Economía y Administración en Negocios Internacionales, lo cual me permitió aplicar los conocimientos adquiridos durante todo ese tiempo para impulsar un negocio basado en chocolates artesanales. Seguidamente hice una venta masiva para poder completar el fondo de ciertos gastos que pretendía realizar, nada es tan sencillo como parece, puesto que si tienes tantas ganas de lograr algo, te va a costar, porque mi sacrificio valió completamente la pena: “Los resultados finales justifican tu inversión”; porque a mí, en lo personal, me ayudó a encontrar mi verdadera pasión.

 

 “Resultados positivos y grandiosos”

Tú no solo vas, subes a un avión, pasa un tiempo lejos y regresas…¡eso no sucede!, lo único que pasan son cosas realmente increíbles, como que viajes siendo una persona y regreses siendo otra completamente diferente, con la visión sobre tu vida y tus proyectos mucho más amplios ,metas claras y propósitos relevantes, esto te ayuda a reencontrarte, a centrarte, a salir de tu zona de confort, a conocer mucha gente de diferentes partes del mundo, a practicar o a aprender otro idioma, te vuelve tolerante, aventurero y curioso en todos los aspectos, porque deberás asumir por un instante la vida que siempre has querido, libertad absoluta, tener el control completo sobre tu vida,rutinas,gastos,gustos, pero sobre todo tendrás la oportunidad de hacer lo que más quieras, de experimentar de manera personal cada situación que se te presente y son este tipo de situaciones las que te ayudan a madurar, a tomar mejores decisiones, en pocas palabras tienes autonomía total .

Es importante saber que te estás dando una oportunidad de crecer y una buena manera de hacerlo es viajando.

Así que eres libre de tomar las riendas de tu vida por un instante, de separarte de mucho para poder reencontrarte, para crecer de manera espiritual y profesional, de vivir experiencias únicas llenas de todo un poco, porque a veces debemos aprender a abandonar nuestros miedos e inseguridades y demostrarnos a nosotros mismos de lo que somos capaces para poder alcanzar el clímax de nuestra felicidad.

Solo queda en ti saber cuánto estás dispuesto hacer para volar alrededor del mundo y aportarle un granito de arena al país o a la gente que espera por ti, para vivir así “la mejor experiencia”.

12471349_881393561981986_1270881816191983188_o

 

Si deseas empezar a aplicar para oportunidades labores alrededor del mundo hazle clic a este link : https://opportunities.aiesec.org/programmes

1 reply
  1. Aname
    Aname says:

    Me identifico mucho contigo en el aspecto de todo lo que se tienes que afrontar para ir tras lo que se desea. Tengo tan solo 18 años, pero muero por vivir experiencias de intercambio.
    Felicidades por aquello que se te ha permitido vivir y ser parte de ello.

    Responder

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *